Saltar al contenido
Fajas Colombianas Originales

Fajas para hacer ejercicio | Faja Cardiovascular

Fajas para Ejercicios

Usar o no usar fajas durante tu rutina de ejercicios es una de las preguntas más difíciles de responder, ya que existen ambos bandos, aquellos que defienden el uso de fajas especiales para ciertos tipos de ejercicios, como otros que lo desaconsejan.

Uno de los primeros pasos para entender si conviene, o no, el uso de fajas en el ejercicio es olvidar la imagen de las famosas con fajas mientras están en el gimnasio, la mayoría de las veces se les observa con fajas muy ajustadas al cuerpo que resaltan sus curvas, pero nos llevan a pensar… ¿será que pueden respirar con ellas? Y esa es la respuesta, estas fajas usualmente son para fines publicitarios y no para entrenamiento.

 

Catalogo de Fajas para Ejercicios

¿Puedo usar una faja mientras me ejercito?

La respuesta es sí, aunque depende del tipo de faja que vayas a utilizar, del tipo de ejercicio que realices, y del modo en como la usas.

Debes saber que no cualquier faja es apropiada para ejercitarse. El ejercicio es una actividad que implica el trabajo simultáneo de varios grupos musculares, y como resultado produce calor y sudoración para refrescar el cuerpo. Debes usar una faja deportiva, con la elasticidad suficiente para amoldarse a tu cuerpo y acompañarlo en sus movimientos, sin limitarlo, apenas ofreciendo un apoyo en zonas débiles de la pared abdominal y de la zona lumbar que podrían favorecer la aparición de hernias.

Otra característica que debe tener la faja para ejercicios es el tipo de material con el que es confeccionada. Las fajas en velcro son una buena opción ya que permiten un ajuste sencillo, sin ganchos o pinzas incómodos que puedan lastimarte.

La talla de la faja es otra de las características que debes considerar a la hora de usar una de estas prendas para hacer ejercicio. Una faja para entrenamiento nunca debe limitar tu cuerpo, o presionar demasiado el abdomen y el tórax para llegar a impedir la adecuada respiración.

¿Cómo hacer los ejercicios con una faja?

La faja no es universal para todos los tipos de ejercicios, hay algunos en los que obtendrás más beneficios mientras que en otros es recomendable no usarlas.

Abdominales:

En el caso de los abdominales bajos en los que te recuestas sobre la espalda y realizas elevación de las piernas rectas, la faja puede limitar el arqueo de la espalda y aumenta el calor en la zona abdominal baja, así el trabajo será más intenso. Acostado sobre la espalda, levanta las piernas rectas hasta un ángulo de 90°, haz 15 repeticiones por 4 series.

Sentadillas:

Las fajas son ayudantes en estos ejercicios para muslos y glúteos, ya que aseguran una postura de la columna y el abdomen adecuada para mejor trabajo durante el ejercicio. Coloca los pies a una distancia del ancho de tus hombros, y con la espalda recta, desciende hasta un ángulo de 90°, y levántate. Haz 15 repeticiones, por 4 series.

Sentadillas con pesas:

Se trata de otro ejercicio para piernas y glúteos en el que las fajas ayudan a proteger y brindan soporte a los músculos de la zona lumbar y abdominal, mientras haces las repeticiones de sentadillas con pesas.

Waist- training ¿De qué se trata el entrenamiento de la cintura con fajas?

Waist-training

Es un término popularizado recientemente e impulsado gracias a la publicidad que muchas famosas han hecho al uso de fajas reductoras para moldear la cintura. Diferentes modelos y actrices han lucido sus fajas reductoras de cintura realzando sus prominentes curvas durante su entrenamiento. Sin embargo, la pregunta es… ¿realmente existe este waist-training?

La respuesta no es absoluta, ya que depende de varias consideraciones. En el pasado, las damas solían usar desde temprana edad el famoso corsé, una prenda rígida y muy ajustada, desde la parte inferior del tórax, alrededor de todo el abdomen y hasta las caderas, con el cual conseguían moldear cinturas finas y siluetas esbeltas.

Podemos decir, que la evolución del corsé son las modernas fajar reductoras para cintura. Su uso frecuente lleva a una “adaptación” de la zona inferior del tórax, específicamente de las últimas costillas y pronuncia así las líneas alrededor de la cintura; de esto se trata el waist-training. Sin embargo, una faja modeladora de cintura en el gimnasio no es la prenda adecuada para entrenarte.

Como lo expusimos anteriormente, existen fajas especialmente diseñadas para el entrenamiento. Sus materiales de confección deben ser frescos y elásticos, para permitir la transpiración y no maltratar la piel, además, debes tener la libertad suficiente para moverte con confianza mientras las uses. Una faja reductora para cintura no tiene estas características, por tanto, no debes usarla en el ejercicio.

El waist-training es simplemente un efecto estético que se consigue con dieta equilibrada, ejercicio regular, con o sin fajas para ejercicio, y uso de la faja reductora de cintura como un “plus”, con regularidad, unas cuatro horas por día, depende de cómo responda tu cuerpo.

 

También te puede interesar:

Faja Lumbar