Saltar al contenido
Fajas Colombianas Originales

Fajas Colombianas Originales

Fajas Colombianas originales

Actualmente tenemos numerosos y variados tipos y modelos de fajas para ofrecer, de modo que cada una se adapta a las necesidades específicas de tu cuerpo, ya sea estés buscando compresión, moldear tu figura, período postparto, fajas con tiras removibles, de busto libre o para recuperación postoperatoria, vas a encontrarte con una gran variedad para elegir a cómodos precios. Aquí tienes las Fajas Colombianas mas populares en nuestra tienda de Amazon, adquiérelas ahora y resalta tu figura.

La mayoría de las fajas colombianas originales son fajas reductoras y modeladoras

Las fajas colombianas reductoras y moldeadoras representan la opción más indicada entre las prendas de vestir llamadas “shapewear”, o prendas modeladoras de silueta.

Estas prendas de vestir son una manera inteligente, elegante y discreta de reforzar tus curvas naturales y lucir un cuerpo esbelto, hay modelos “invisibles” que se usan bajo la ropa sin que se note nada de ella, ideales para esas noches de gala donde quieres ser el centro de las miradas.

Con una confección de alta costura, las fajas colombianas moldean el cuerpo y nos hacen lucir fabulosamente. Las fajas colombianas se elaboran a partir de materiales elásticos de excelente calidad, también algunos modelos incorporan recubrimientos de materiales absorbentes como algodón, lana, gasa, lo que hace que estas prendas sean muy cómodas para el uso diario, por lo que son prendas ligeras y discretas.

En su elaboración, se dedican especialmente a presentar una costura muy precisa, lo que le da su característica más resaltante, la discreción, ya que se fabrican con hilos finos, muy delgados, que se colocan en las zonas más estratégicas del cuerpo para que de esta manera enmarquen más las curvas naturales y hagan sobresalir los atributos del cuerpo de una manera mucho más estética, y al mismo tiempo, muchos modelos de estas fajas funcionan también para corregir la postura.

Las fajas colombianas shapewear se han hecho muy populares ya que se han posicionado como una prenda de ropa interior sofisticada y moderna, usada por las más conocidas actrices hasta por las amas de casa. Cada vez la demanda de este producto es mayor por parte de las mujeres, lo que se debe a la satisfacción y a los beneficios y resultados que se consiguen con el uso de las fajas reductoras y modeladoras colombianas.

Ya sea por recomendación de un amigo, familiar, o porque las vimos en un anuncio de televisión o por el periódico, todos conocemos las famosas fajas colombianas, un complemento moderno para el entrenamiento de nuestro cuerpo que mejora la figura y la silueta femenina, aunque también hoy en día encontramos fajas colombianas para hombres, de modo que cada vez más se está dejando de lado el tabú de que los hombres no usan fajas.

Hay numerosos tipos de fajas y su confección es distinta en cuanto a los materiales que se usan para fabricarlas con relación al modelo y a lo que prometen lograr estas fajas, los propósitos de su uso son distintos, pueden ser moldear el cuerpo, reducir medidas, corregir malas posturas, y existen también los modelos de fajas térmicas que ayudan a quemar grasa con el sudor, sin embargo hay que investigar bien la calidad de ciertas fajas ya que estas prendas por si solas no tienen mayor efecto para adelgazar o reducir medidas, deben combinarse con un buen plan de dieta y ejercicio.

Las fajas colombianas hoy en día se han convertido en una prenda esencial en el closet femenino e inclusive también están en el armario de muchos hombres, por su facilidad de uso, su discreción bajo la ropa, y por la notable mejoría de la imagen corporal que logran, cada día más y más personas se interesan por usar las fajas colombiana.

Lo que debes saber antes de usar una Faja

Seguramente más de una vez te habrán llegado comentarios como “usa una faja, con eso adelgazas”, “sin faja no vas a reducir medidas”… pues la verdad es que la decisión de usar o no una faja depende y se basa en algunas consideraciones. Hay distintos tipos de fajas, variados modelos y presentaciones, por lo que tus necesidades pueden no ser las mismas que las de otro usuario, por ello te recomendamos prestar atención a los siguientes puntos que te ayudarán a definir cuál sería la mejor faja para ti y si debes o no usarlas.

Para comenzar debes tener claro que una faja NO va a hacerte adelgazar ni perder peso, la faja es solo una herramienta más que sumado a la dieta saludable y al ejercicio físico regular, van a traer resultados positivos a tu figura. Así que consulta a un nutricionista, inscríbete en el gym y consigue con nosotros la faja colombiana ideal que se adapte a ti.

En segundo lugar vamos a definir las zonas claves de nuestro cuerpo, es decir, aquellas que queremos moldear, trabajar y tener mas control, las que necesitamos lucir. El conocer las zonas claves de nuestro cuerpo es el primer paso para poder determinar qué tipo de faja reductora y moldeadora es la correcta para nosotros. Se trata de identificar mediante una revisión personal cuales son las zonas del cuerpo a las que debemos prestarle la mayor atención, por ejemplo, si es el caso del abdomen, la opción más indicada sería una faja estilo body completo u otra faja que cubra por lo menos hasta la zona inframamaria.

En el caso de que tu mayor preocupación sean las piernas, lo recomendable es escoger fajas tipo short, capri o enterizos. Siempre debes tomar en cuenta también al momento de elegir la faja, el tipo de ropa que vas a vestir cuando uses esta prenda; si es el caso de vestidos y faldas cortas lo mejor es adquirir el short, por otro lado, si la usarás con jeans y pantalones, lo más recomendado son los cortes capri o largo, con esto se evitará el corte en la piel a mitad del muslo.

Definidas las zonas claves pasamos a identificar cuáles son nuestras necesidades, es decir, que es lo que queremos que nos ayuden a lograr las fajas. No es lo mismo tener una faja para reducir y para moldear, hay fajas con distintos propósitos como el reducir tallas, disimular los bultos, moldear la figura o mejorar la postura. Todos estos objetivos son distintos, por lo que hay diversas opciones para escoger de acuerdo a lo que estés necesitando y quieras lograr. También están disponibles modelos de fajas que ofrecen varios de estos beneficios en simultáneo, son una buena opción para cubrir varios de tus requerimientos.

Encontrarás fajas especiales para moldear la cintura como la faja Salomé 0315 de cinturilla modeladora, la cual es además una faja de uso diario. También hay fajas que son para la zona de los glúteos y las piernas como la faja Diane & Geordi 2411 reductora y modeladora que posee un ajuste para moldear tanto abdomen y cintura como glúteos y muslos.

Del mismo modo, hay fajas de busto libre y de cuerpo completo, que se utilizan estilo sweater para moldear y reducir el área de los brazos, y así como estas muchos diseños con diferentes propósitos, debes buscar el que mejor se adapte a lo que estas necesitando.

Hay también fajas para usar en el gimnasio, estás le dan soporte a tu postura y moldean tu cintura al mismo tiempo que luces un cuerpazo mientras estas en el entrenamiento.

Identificados estos puntos, viene entonces la pregunta ¿usar o no usar faja?… al principio las fajas pueden parecerte incómodas pero con el uso cotidiano y el paso del tiempo cada uno se va acostumbrando. Cuando te decidas por adquirir una faja toma en consideración algunos puntos que te ayudaran a usarla más fácil y cómodamente. Lo primero que debes hacer es probarte la faja, camina y siéntate con ella, inclusive, pruébala hasta para ir al baño, sabrás así si el uso de la faja limita o no tus actividades cotidianas.

Como segundo paso, verifica los materiales con lo que se fabricó la faja, lo ideal es que sean respirables e hipoalergénicos, que no causen problemas a tu piel, decídete por las marcas más reconocidas y de mejor calidad, mientras mejores sean sus materiales te será más cómoda para usar. Asegúrate además de que la faja te sea fácil de poner y de quitar.

Y por último pero no menos importante, revisa cómo luce la faja bajo la ropa, constata que no se hagan rollitos o que se vean pliegues en el cuerpo, en especial que no te salgan rollitos donde antes no los tenías. Recuerda que para usar bajo la ropa lo mejor es un tono que sea combinable como el nude.

Cuando ya empiezas a usarla lo mejor es comenzar gradualmente, esto es, al inicio solo 2 horas y luego ir aumentando poco a poco hasta que la puedas tolerar el tiempo deseado. Tampoco debes dormir con faja, ya que el sueño nocturno debe ser reparador para los tejidos de tu cuerpo el cual debe estar relajado, la faja podría mantenerte en tensión y disminuir la oxigenación.

Considera todos estos tips antes de adquirir una faja, y luego consulta nuestro catálogo en línea para buscar la indicada para ti.

Tipos de Fajas que debes usar de acuerdo a tu vestido

Es el caso de todas las mujeres, queremos vernos esbeltas, deslumbrantes en cualquier traje y para cualquier ocasión, pero en ocasiones hay sutiles imperfecciones en nuestro cuerpo que arruinan una gran figura en un espectacular atuendo.

Para evitar esto, tenemos para ti las originales fajas colombianas invisibles o modeladoras, ideales para esconderse bajo tu ropa sin que nadie sospeche que esas curvas enmarcadas tienen alguna ayuda. Son fajas sutiles, discretas, que moldean tu figura y te harán lucir tus mejores atributos, basta de esconder los rollitos de la espalda o la molestosa pancita con otra clase de fajas que se notan bajo la ropa o no funcionan, aquí te presentamos los mejores consejos para que escojas el modelo de faja invisible colombiana que necesitas según la vestimenta que vas a usar.

Comencemos con los modelos en estilo traje de baño, son fajas que emplean  tecnología de alta compresión, hechas con materiales elásticos de gran resistencia, para brindarle soporte al abdomen, los glúteos, la espalda y el busto, traen un discreto cierre frontal que es casi imperceptible. Ahora si lucirás perfecta en esos vestidos cortos, minifaldas o shorts, esta faja ni si quiera se notan, tu cuerpo se verá muy atractivo y resaltaras tus curvas naturales al mismo tiempo que reducirás medidas. Un ejemplo de esta faja estilo traje de baño es la faja Salome 0420.

En el caso de que vayas a usar un top, o un vestido sin tirantes, la opción ideal es la faja modeladora sin tirantes, como las que presenta la marca Laty Rose.

Estas fajas shapewear se elaboran sin costuras visibles y en 100% lycra. En la parte inferior, su corte es en forma de panty para ayudar a levantar los glúteos y moldear aun más tu figura. Puedes encontrarla en colores muy combinables como el negro y el beige. Esta es una faja muy discreta que queda bien con casi cualquier prenda, ya sea súper corta, o muy ajustada, nadie notará que el secreto de tu cuerpazo es una faja invisible sin tirantes.

También hay fajas estilo body, cuyo corte es en forma de vestido, como es el caso de la faja Aranza powernet.

Esta es una faja que además de ser modeladora ejerce compresión sobre las áreas problemáticas como la espalda y los glúteos, creando el efecto “reloj de arena” en el torso. Viene en diferentes tallas para que puedas escoger la indicada para ti. Algo innovador es que las fajas de la marca Aranza poseen una banda adherente ajustable en la parte inferior con detalles en blonda delicados que evitará que la faja se enrolle en la parte inferior o se desliza. Es una excelente opción para vestidos tipo coctel, o faldas cortas, así como para escotes.

Otro body shaper de compresión sin tirantes es el que presenta la marca Salome en su modelo faja panty sin tirantes; este tipo de faja es de corte alto que viene con una banda de silicona en la terminación de los glúteos para evitar que la faja se ruede o se enrolle. Con esta fabulosa faja podrás lucir tus minifaldas y vestidos ajustados, ya que la faja moldeará tu figura con comodidad debido a su forro interior de algodón. ¡No más complejos al usar ropa corta o ajustada!

Otra alternativa para los vestidos ajustados son las fajas en modelo corsé, las cuales además so reductoras de medida y correctoras de postura. Por lo general vienen con cierre frontal y algunas traen en la parte inferior corte en short como la faja reductora Fiorella. Con este modelo podrás usar tus vestidos cortos y ajustados, además es segura para usar luego del embarazo y en el postoperatorio de cirugías estéticas. Moldea tus glúteos, cintura y abdomen.

Si tu problema son los cauchitos alrededor de las caderas, o la piel de naranja en los muslos, debes conseguir fajas en estilo shorts, estas se elaboran en algodón y son como una especie de pantalones cortos que tiene un sistema de compresión basado en la tecnología powernet, con un forro interior hipoalérgenico y bandas elásticas en la parte inferior para mejorar el ajuste al cuerpo. Ya puedes usar tus pantalones ajustados, los leggins y las lycras, las marcas de celulitis desaparecen a la vista con esta faja. Las fajas estilos short de compresión alisan y moldean tus piernas al tiempo que levantan los glúteos y mejoran la apariencia de tus caderas. Son las fajas ideales para pantalones, faltas o vestidos, nadie lo notará.

Para un vestido ajustado a la cintura, la opción ideal son las fajas estilo corsé, como la faja corset sport de Sayfut.

Se ha elaborado en un tejido de malla transpirable y elástico, la cual tiene tres filas de cierres de gancho en la parte frontal para ajustarse de acuerdo a tus necesidades. También brinda soporte a la espalda por las varillas de plástico flexible que incorpora en su estructura. Con este estilo de faja podrás presumir un abdomen plano, la figura de reloj de arena, y hasta es útil para usar cuando vayas a entrenar, bajo la ropa de diario.

Las fajas modeladoras son el secreto para que luzcas sensacional en cualquier traje y en cualquier ocasión. Puedes consultar nuestro catálogo en línea para escoger todas las fajas que necesites para lucir sensacional siempre en cualquier atuendo.

¿Son efectivas las fajas?

Las fajas han aparecido como una alternativa poderosa para verse bien en segundos con solo usarlas, cómodas, de fácil uso, accesibles, disponibles para todo grupo de personas, tanto mujeres como hombres, hoy en día las fajas son prendas muy populares que representan los mejores secretos para lucir esbelta en segundos. Sin embargo, todos nos preguntamos si son efectivas o no.

Es cierto que las fajas tienen numerosas ventajas, empezando porque solo se necesita dinero para adquirirlas en cualquier tienda. Cualquier persona puede usar una faja y lograr disimular así unos kilos de más, mejorando en instantes su imagen, pero la efectividad de las fajas realmente se cuestiona si cumplen o no con lo que esperamos de ellas.

Si lo que se quiere es una salida rápida para lucir esbelta, refinada y atractiva, la faja es sensacional, con solo colocarse esta prenda, el cuerpo mejorará su silueta en todos los aspectos; pero su se confía únicamente en la faja para perder peso, adelgazar, reducir medidas, o dejar de comer, es poca la efectividad que se le asigna para esto.

Por sí sola la faja no hace nada, simplemente comprimir los tejidos sobre los cuales se aplica y suavizar las líneas irregulares del cuerpo dadas por los cauchitos de más mejorando las curvas pero únicamente durante su uso, por más horas y días que pasemos con la faja ésta no hará que estemos más delgados de la noche a la mañana ni que conservemos la silueta que exhibimos con ellas puestas aun después de quitárnoslas.

La faja para ser efectiva en el moldeo de la figura debe funcionar como un implemento más en el cuidado de la imagen corporal, precedido su uso de una rutina apropiada de ejercicios y una dieta para perder peso, controlado por un especialista de preferencia.

VER MÁS

¿Para qué sirven las fajas?

Las fajas funcionan como prendas de ropa interior que han sido creadas como una opción moderna y sofisticada para mejorar nuestra imagen personal, se  emplean como el accesorio de un plan de reducción de peso saludable.

En líneas generales, la gran mayoría de las fajas colombianas se conocen como fajas reductoras y modeladoras, que dibujan y perfeccionan la silueta y las curvas del cuerpo con solo colocarse esta prenda, disimulando los cauchitos y kilos de más.

En la actualidad existen numerosos tipos y modelos de fajas para ofrecer de acuerdo a las necesidades específicas del cuerpo de cada usuario; bien sea que lo que estés buscando sea compresión, moldeo de tu figura, usarla en el período postparto o para la recuperación postoperatoria, puedes conseguir una gran variedad de fajas colombianas para elegir.

Las fajas son prendas de vestir que actúan como una manera inteligente, elegante y discreta de reforzar tus curvas naturales y lucir un cuerpo esbelto, se pueden encontrar entre sus tipos modelos como los llamados invisibles se usan bajo la ropa sin que se note nada de ella, ideales para esas noches de gala donde quieres ser el centro de atención las miradas.

¿Cuáles son las mejores fajas?

Las fajas colombianas son famosas por sus diseños, confección, estilos, modelos, calidad, objetivos, resultados y precio. De hecho, después de China, el segundo país con mayor exportación de fajas es Colombia, gracias a la buena publicidad que numerosas estrellas de la farándula le han hecho a estas prendas y además al hecho de que realmente las fajas colombianas son de la más alta calidad y de la mejor confección siendo la opción más apropiada entre las prendas de vestir llamadas “shapewear” o modeladoras de silueta. Si conoces los nombres de las marcas más populares de fajas habrás podido notar que todas vienen de Colombia.

Se ofrecen en el mercado numerosos tipos de fajas y su elaboración es distinta en cuanto a los materiales que se usan para fabricarlas, tanto el modelo como lo que prometen lograr estas fajas y los propósitos de su uso son distintos, pueden ser moldear el cuerpo, reducir medidas, corregir malas posturas, siempre recordando que para un mayor efecto para adelgazar o reducir medidas, deben combinarse con un buen plan de dieta y ejercicio.

Las fajas colombianas hoy en día se han convertido en una prenda indispensable en el guardarropa femenino e inclusive también están en el armario de muchos hombres, por su facilidad de uso, su discreción bajo la ropa, y por la notable mejoría de la imagen corporal que logran, cada día más y más personas se interesan por usar fajas colombianas, las mejores prendas para moldear tu figura y lucir espectacular.

¿Cómo funcionan las fajas?

El  lucir una figura esbelta y bien definida es deseo de todas las mujeres, y en el propósito de conseguir potenciar la apariencia las mejores aliadas son las fajas, con estas se consigue una figura envidiable con tan solo vestirlas y sin ningún otro esfuerzo.

Además de este objetivo claro y conocido, las fajas cumplen con otras funciones. No solamente colaboran a lograr la figura deseada, así mismo ofrecen alivio ante patologías como inflamaciones y dolores osteomusculares, especialmente el área de la columna dorsal ya que muchos modelos ofrecen soporte y sostén a la espalda. Si se usan por ejemplo, luego del embarazo, pueden tener cierta ventaja en la reducción de la inflamación, el alivio de los dolores postparto y facilitar la movilidad de la madre.

Los diversos modelos disponibles que se han desarrollado en la actualidad permiten adecuarse a las necesidades de cada usuario. En su confección se enfocan particularmente en presentar una costura muy precisa, lo que le da su característica primordial, la discreción, se fabrican A partid de hilos finos y muy delgados, que se colocan en las zonas más estratégicas del cuerpo para que de esta manera destaquen las curvas naturales y realcen los atributos del cuerpo de una manera mucho más estética.

¿Cómo usar una faja?

Una faja se usa como cualquier otro accesorio de la vestimenta o prenda de vestir, su diseño debe permitir que sean cómodas y fáciles de colocar y de retirar. El paso inicial al usar una faja es identificar las zonas claves de nuestro cuerpo que queremos trabajar para poder lucirla, ya que al conocer estas zonas claves de nuestro cuerpo vamos a precisar qué tipo de faja reductora y moldeadora es la correcta para nosotros. Si es el caso del abdomen, la opción más indicada sería una faja estilo body completo u otra faja que cubra por lo menos hasta la zona inframamaria.

En el caso de que tu mayor preocupación sean las piernas, lo recomendable es escoger fajas tipo short, capri o enterizos. Siempre debes tomar en cuenta también al momento de elegir la faja, el tipo de ropa que vas a vestir cuando uses esta prenda; si es el caso de vestidos y faldas cortas lo mejor es adquirir el short, por otro lado, si la usarás con jeans y pantalones, lo más recomendado son los cortes capri o largos, con esto se evitará el corte en la piel a mitad del muslo.

Una vez establecidas estas zonas claves lo siguiente es precisar cuáles son nuestras necesidades y lo que queremos que nos ayuden a lograr las fajas. Encontraremos fajas con distintos propósitos como el reducir tallas, disimular los bultos, moldear la figura o mejorar la postura. Todos estos objetivos son distintos, por lo que hay diversas opciones para escoger de acuerdo a lo que estés necesitando lograr. También están disponibles modelos de fajas que ofrecen varios de estos beneficios en simultáneo, son una buena opción para cubrir varios de tus requerimientos.

¿Cómo saber si una faja colombiana es original?

Esta pregunta es sumamente importante a la hora de adquirir una faja, tenemos que asegurarnos de que se trate de una faja colombiana original, puesto que debido a su popularidad estas fajas han sido imitadas por numerosos fabricantes.

Todas las fajas colombianas están confeccionadas con un diseño ergonómico especialmente pensado en la silueta femenina y sus acabados son sutiles y delicados, muy confortables a los fines de que no sean molestos durante el tiempo que se esté usando la faja.

Al adquirir una faja comienza por observar el material del que están hechas, las fajas colombianas son 100% de látex aunque algunas pueden estar recubiertas con un estampado, diseño o color.

Observa también el sistema de broches, por lo general las fajas colombianas traen un sistema de dos broches para las de talle corto y tres broches para las de talle alto. Estos broches son reforzados para brindar un soporte fuerte y de alta calidad, que se enfoca en hacer mayor compresión en el área de la cintura.

En cuanto a los aspectos internos de la faja, debes verificar la etiqueta identificada con alguna de las marcas colombianas populares, además el recubrimiento o capa interna es de algodón lycra para mayor comodidad durante su uso.

Cuando estés frente a alguna faja que sea imitación igualmente puedes reconocerla  prestando atención a algunos aspectos. Por ejemplo, muchas veces las copias son hechas de hule o caucho, por lo que la faja será más dura; la calidad de los broches es mala y no son reforzados, se parecen a los broches de los brasier que no son los adecuados para ofrecer el soporte que requiere una buena faja. Puede notarse en las fajas imitaciones que el recubrimiento interno no es algodón, sino otro material de menor calidad e incomodo.

Así que mantente alerta ante las copias a la hora de adquirir tu faja para que realmente puedas comprar un producto duradero, efectivo y de alta calidad como son las verdaderas fajas colombianas.

¿Cuánto tiempo se debe usar una faja colombiana?

Desde el inicio del uso de la faja debe hacerse de una rutina que incorpore el entrenamiento gradual y progresivo del cuerpo a la faja, es por ello que el tiempo inicial no debe exceder las 2 horas. Conforme avancen los días se pueden ir aumentando estas horas, en promedio cada dos semanas pueden aumentarse las horas de uso de dos en dos, 4 horas, 6 horas, 8 horas, hasta un máximo de 12 horas por día.

Usarla por un tiempo mayor al recomendado puede traer problemas. La compresión exagerada y mantenida de los tejidos puede dificultar el drenaje linfático y ocasionar edemas, además, esta compresión maltrata y agrieta la piel, incluso, puede ocasionar la formación de estrías.

No intentes avanzar demasiado rápido con tu faja, lo ideal es aumentar progresivamente su uso y acostumbrar al cuerpo a tenerla.

¿Cómo saber la talla de mi faja colombiana?

La talla aproximada de la faja se puede estimar comparando las medidas de los segmentos corporales con las tallas estimadas en la tabla a continuación.

Talla sugerida Bajo el busto Cintura Cadera
XCH 30 70 – 75cm 60 – 65 cm 90-95 cm
CH 32 75 – 80cm 65- 70 cm 95- 100cm
M 34 80- 85 cm 70- 75 cm 100-105 cm
G 36 85 – 90 cm 75 – 80 cm 105- 110 cm
XG 38 90- 95 cm 80 – 85 cm 110- 115 cm
2XG 40 95 – 100 cm 85 – 90 cm 115- 120 cm
3XG 42 100 – 105 cm 90 – 95 cm 120 – 125 cm

¿Cómo lavar mi faja colombiana?

Luego de adquirir tu faja es muy importante que sepas como cuidarla y mantenerla funcional por el mayor tiempo posible. Para su aseo e higiene se recomienda emplear un jabón suave, de preferencia que tenga un pH neutro, ya que estos jabones no maltratarán tu faja; otra opción para lavar la faja es utilizar champú o agua limpiadora facial y que el lavado sea a mano.

La manera correcta de lavarla es colocando en un envase agua tibia y agregar luego jabón para formar un agua jabonosa  que es la indicada para aplicar a la faja y lavarla. Evita siempre el cloro ya que son limpiadores muy fuertes y pueden dañar la elasticidad y firmeza de la tela. Después de enjuagarla en agua jabonosa, cambia esta agua por otra limpia y enjuaga la faja, puede agregarse suavizante al agua del enjuague.

No debes estregarla, para remover sucio o manchas debes emplear una toalla limpia humedecida en agua jabonosa y pasarla con suavidad sobre la baja para remover el sucio, sudor y malos olores.

Evita las esponjas o cepillos ya que pueden dañar la tela que recubre tu faja y sacarle pelusas, debilitando la tela y pueden hacer que se rompa la faja.

La faja no debe exprimirse, o de lo contrario no se mantendrá firme y perderá su forma. Luego de sacarle el jabón y las manchas, toma una toalla seca y presiónala contra la faja para que absorba el agua, luego déjala secar en aire fresco colgándola con ganchos de modo que mantenga su forma y pueda recibir suficiente aire para secarse, pero sin exponerla al sol directo para que no se decolore ni se dañe el látex. No se debe usar secadora.

Al momento de guardarla debes esperar a que esté totalmente seca y no debes plancharla o dañaras la faja porque el calor extremo podría derretir el látex. Para doblarla lo que tienes que hacer es seguir la forma natural de la prenda y guardarla en tus gavetas para que esté protegida de la luz directa.

Mitos y realidades del uso de las fajas

“Con la faja adelgazarás lo que necesitas… usa faja para que reduzcas la cintura… la faja solo es una ilusión a la vista… la faja te hará perder peso…” Seguramente hemos escuchado miles de comentarios como este y otros más, la realidad es que muchos de éstos se basan solo en creencias o pensamientos populares, y aunque algunos pueden ser verdad, otros no son más que mitos, por ello te invitamos a descubrir con nosotros los datos ciertos y no tan ciertos de las fajas colombianas.

Las fajas colombianas solo esconden los kilos de más

La mayoría de las personas puede pensar que las fajas colombianas solamente sirven para esconder el sobrepeso y estilizar la figura, y aunque esto es cierto, las fajas colombianas no son únicamente para que luzcas mejor, entre otros de sus beneficios están por ejemplo el mejorar la postura y el ayudar a una recuperación más rápida en las intervenciones de cirugía estética, de modo que hay varios tipos de fajas.

Cada cuerpo es diferente, más allá de ello, la percepción de cada mujer sobre sí misma es distinta, así como los deseos que tiene para con su imagen son distintos, y porque no todas las chicas somos iguales ni tenemos las mismas necesidades, cada vez salen más productos personalizados con objetivos variados para cubrir todas las expectativas de cada persona. Por ello, encontraremos que hay diversos tipos de fajas colombianas, algunas reductoras, otras modeladoras, otras invisibles, otras deportivas, y vienen en distintos modelos, seguramente encontrarás la que más se adapte a tus necesidades.

Las fajas deben usarlas las mujeres con sobrepeso

Es verdad que quizás las principales compradoras de fajas son las gorditas pero es falso que solo sean para mujeres con sobrepeso, de hecho las fajas modeladoras están hechas tanto para que mujeres como hombres de cualquier contextura pueden disfrutar de todos los beneficios que ofrecen además del de estilizar la figura. También es falso que las fajas reductoras y modeladoras sirvan para adelgazar; una faja por sí sola no va a llevarse los kilos que tu cuerpo tiene de más pero sí puede ayudarte a ver resultados más rápidamente cuando la combinas con un buen plan de ejercicio y nutrición.

A la hora de escoger una faja reductora modeladora debes de saber cuál es la indicada para ti, debe hacerte sentir cómoda durante su uso y por supuesto ayudarte a conseguir lo que necesitas, para ello es imprescindible reconocer la talla correcta. Es un gran error elegir una faja que sea una talla menos a la que necesitas creyendo que así será más efectiva, esto lo único que hará será hacerte sentir incómoda y tendrás que dejar la faja más rápido de lo que creías.

Escoger la faja adecuada también trae beneficios para tu psicología, con la faja indicada para ti te sentirás mucho más segura y atractiva, además de verte muy bien y estilizada.

Las fajas reductoras remarcan tu cintura

Esto es cierto. Las fajas reductoras de cintura se basan en una técnica conocida como “entrenamiento de la cintura”, que consiste en usar tantas horas como se pueda durante el día las fajas colombianas reductoras, con lo cual poco a poco vas a ir moldeando tu cintura y reduciendo medidas para lograr el cuerpo “reloj de arena” que deseas.

Estas fajas para reducir y moldear cintura incorporan un sistema de cierre ajustable que poco a poco se puede ir aumentando a medida que se consigue el efecto esperado de reducir la cintura. Aunque para poder ver un efecto más rápido, notorio y que realmente funcione el entrenamiento de cintura debe combinarse con ejercicio físico regular.

Sin embargo, deben usarse con prudencia. Escoger tallas menores a las indicadas o usarlas en exceso como para comer, o dormir, pueden ser perjudiciales para la salud como daños en la piel y dolores musculares y esqueléticos.

¡Recuerda! Usa tu faja modeladora con prudencia y de la talla indicada.

Fajas térmicas que te hacen sudar para perder peso

Usualmente vemos este estilo de fajas en los modelos deportivos, te prometen adelgazar o bajar de peso a través del sudor. Sin embargo, esto no es cierto, las fajas hechas de neopreno te hacen sudar y con esto lo único que pierdes son agua y electrolitos, con lo cual no vas a perder peso, sino a deshidratarte. Para verdaderamente “quemar” la grasa, debes tener rutinas de ejercicios que estimulen los procesos bioquímicos en tu cuerpo para eliminar la grasa de más. Así que no creas en esas fajas que por hacer que tu abdomen sude te harán perder peso.

Lo que una faja Sí puede hacer

Es imposible que una faja por sí sola te haga adelgazar o reducir medidas si no se combina con el estilo de vida adecuado de dieta y ejercicio físico, pero hay muchos beneficios que si puede traerte el uso de una faja al sumarse a hábitos saludables.

Es una buena idea usar fajas deportivas mientras vas al gimnasio o te ejercitas, con esto darás soporte a tu cuerpo, especialmente a la columna. Si vas a salir a una fiesta o celebración especial, una faja invisible te hará lucir perfecta en ese vestido ajustado que tanto quieres estrenarte. Si vas saliendo del embarazo, o te sometiste a una cirugía estética reductora, una faja postparto o postoperatoria ayudará a que el proceso de recuperación sea más rápido al reducir la inflamación.

Así que ya lo sabes, una faja colombiana reductora y modeladora es la herramienta complementaria para verte bien y lucir mejor, siempre y cuando lleves un estilo de vida saludable. Consulta nuestro catálogo en línea para que puedas escoger esa faja colombiana que tanto necesitas.